Search

Vínculos con Israel ... Bahréin sabe qué es mejor

Por Salman Al-Dossary, Asharq Al-Awsat

Cuando se anunciaron las relaciones diplomáticas entre Abu Dhabi y Tel Aviv, surgieron reacciones árabes e internacionales sobre este acuerdo de paz, pero la respuesta contundente vino del lado palestino, a nivel oficial y popular.

Fue una respuesta agresiva y ofensiva por parte de los componentes del estado palestino, y poco diplomática por parte del liderazgo palestino.


Lo que nos importa aquí es que esta reacción airada ha confirmado que en Emiratos Árabes Unidos tenían razón en su decisión soberana de buscar su visión de la paz en Medio Oriente, después de que sus firmes posiciones fueran recibidas con rencor y oposición durante más de cinco décadas. La misma respuesta agresiva tiene como objetivo ahora a Bahréin.


Los atacantes deben saber que no se puede retroceder en el tiempo. El febril ataque al nuevo acuerdo de paz de Bahréin-Israel confirma no solo a Bahréin sino al resto del pueblo del Golfo que el apoyo a la causa durante largas décadas solo dio como resultado agresión, ataque e ingratitud.


También muestra que hay más de una puerta hacia la paz, no necesariamente a través de la Autoridad Palestina, que fue la primera en establecer relaciones con Israel, y ahora considera la medida como una puñalada por la espalda, solo porque no obedece a sus caprichos o deseos.


Cuando Bahréin enfrentó en 2011 la amenaza más peligrosa de su historia moderna y los intentos de derrocar al gobierno, salieron a la luz las posturas reales. En aquel momento, Irán estuvo detrás de ese intento de golpe, proporcionando tanto

financiamiento como planificación, mientras que los líderes de Hamás y las facciones palestinas continuaron fortaleciendo su relación con Teherán sin ningún sentimiento de vergüenza. Así como Bahréin siempre estuvo dispuesto a apoyar la causa palestina, no se llevó a cabo ni una sola manifestación palestina en apoyo del país del Golfo frente a quienes querían derrocar a su gobierno.


Por tanto, ¿por qué se privaría a Bahréin de su derecho a buscar sus intereses y seguir adelante con su visión de la paz en la región de acuerdo con su perspectiva? Demás está decir que las relaciones con Tel Aviv, en la medida en que no estén dirigidas contra los palestinos, son una necesidad a la luz de las circunstancias actuales y la búsqueda de paz y estabilidad de los países en la región.


Estoy completamente de acuerdo con el presidente palestino Mahmoud Abbas cuando dijo: “Ni Emiratos ni ninguna otra parte tiene derecho a hablar en nombre del pueblo palestino. El liderazgo no permite que nadie interfiera en los asuntos palestinos o decida en su nombre sobre sus derechos legítimos en su patria".

La misma declaración válida para Bahréin. Entonces, ¿Por qué los líderes palestinos tienen derecho a hablar en nombre del pueblo emiratí o bahreiní y evitar que tomen decisiones soberanas que sean compatibles con sus intereses?


Ciertamente, el escenario se repetirá, y la Autoridad Palestina convocará una reunión de la Liga Árabe tras el establecimiento de las relaciones entre Israel y Bahréin. Pero será una invitación infundada, porque la normalización de las relaciones entre los dos estados sigue siendo un derecho soberano, y es un asunto en el que ni la Liga Árabe ni ninguna otra organización tiene derecho a interferir.


Lamentablemente, la Autoridad Palestina no tiene más remedio que aceptar las realidades regionales que la rodean y afrontarlas en lugar de rechazarlas, o al menos dejar de atacarlas.


Evidentemente y como siempre, la bandera de Bahréin y las imágenes de los líderes de Bahréin serán quemadas. Los bahreiníes serán insultados. No hay ninguna objeción a incluir también a la gente del Golfo.


Continuará la agresión, la irracionalidad, como respuesta a una decisión soberana y un derecho innegable. Luego, los bolígrafos se secarán y las páginas se pasarán. Esta reacción seguirá siendo una prueba de que los estados tardan en buscar la paz deseada, en lugar de desperdiciar décadas de lealtad a una causa que sus protagonistas han dañado más que otros.

©2019 by Foco en Medio Oriente. Proudly created with Wix.com