Search

¿Irán cierra Press TV y otras cadenas internacionales?

La República Islámica de Irán cuenta con una extensa red de medios internacionales, que financia para divulgar su mensaje en todo el mundo y enfrentar lo que define como “guerra blanda” contra sus enemigos de Occidente.

Sin embargo, últimamente muchos de esos medios – pertenecientes a la Radiodifusión Pública de la República Islámica de Irán (IRIB) – se enfrentan a grandes deudas y llevan un buen tiempo sin recibir los fondos que el Estado habitualmente les transfiere para que puedan funcionar fuera del país.

Entre los más afectados y que estarían en situación de cierre inminente se encuentran el canal internacional de noticias en inglés Press TV y su par árabe Al-Alam.

El director del Servicio Intenacional de IRIB, Peyman Jebelli, declaró a la agencia iraní

ILNA que el gobierno del presidente Rouhani no transfirió el presupuesto asignado al servicio internacional de IRIB durante 5 meses. También dijo que es posible que estos dos canales de televisión internacionales – Press Tv y Al-Alam – “salgan del aire en los próximos días o semanas” y acusó al mandatario de no comprender “el inminente desastre” que enfrentan todos los medios internacionales de Irán.

Jebelli se refirió al cierre de la radio iraní en Afganistán, y dijo que “es una de las más importantes del país, que permite que la audiencia escuche la voz de Irán”.

“La mayoría de las radios o medios de comunicación en Afganistán no son muy populares debido a la pobreza de contenido u otras razones, pero la radio iraní es muy popular entre los afganos debido a sus coberturas en diversos campos sociales, económicos, culturales y políticos. Es un medio bien conocido por el pueblo de Afganistán”. "La pérdida de esta radio y su onda FM, que es la plataforma más importante para la transmisión, es un duro golpe para la publicidad internacional de nuestro país", aseguró el funcionario.

Jebelli explicó que, al igual que en los otros casos, este medio no pudo pagar sus deudas con el Estado anfitrión o compañías locales, debido a que no recibe fondos de su propio gobierno. “Ni un solo dólar o euro”, enfatizó.

Press TV, cierre inminente

Según detalla el sitio web Middle East Monitor, el Servicio Internacional IRIB incluye 32 estaciones de radio y 14 redes de televisión, además de una multitud de medios digitales. La mayoría de los canales tienen grandes deudas con los operadores de satélites.

Según la agencia iraní de noticias Fars, hace un mes, la empresa Eutelsat suspendió las transmisiones del canal iraní en árabe Al-Kawthar, que tenía la misión declarada de "difundir el mensaje de la Revolución Islámica al mundo árabe".

“Tenemos el mismo problema con el resto de nuestros medios, y a medida que avanzamos, esperamos que nuestras redes principales, como Press TV, Al-Alam, iFilm en inglés y árabe, sean eliminadas del satélite en los próximos días o semanas. No me queda claro por qué y con qué razonamiento tiene lugar esta negligencia”, declaró Peyman Jebelli.


El responsable de estos medios lamentó que “el rumor de que hay otros objetivos o factores que estarían presionado a la Autoridad de Radiodifusión de Irán para que desmantele las redes internacionales se está volviendo cada vez más prominente, pero lamentablemente esta tendencia continúa y nadie parece dispuesto a hacer nada”.


La Autoridad de Radiodifusión de Irán está ligada y supervisada directamente por la oficina del Líder Supremo, el Ayatollah Ali Khamenei. Pero buena parte del dinero que reciben los medios internacionales de Irán llega desde el Presupuesto Anual del Estado y depende del gobierno electo.


“Si las autoridades tratan las transmisiones de estaciones de radio extranjeras con negligencia, politiquería e intencionalidad, no tendremos ninguna participación ni promoción internacional en el mundo en el futuro cercano. Perderemos lo que se había

logrado hasta ahora y nos volveremos más indefensos día a día”, declaró el funcionario, acusando a su propio gobierno.


Hay quienes apuntan que las reducciones de presupuestos y retención de pagos comenzaron después de que la televisión estatal emitiera una serie en la que se criticaba duramente a los funcionarios iraníes que negociaron el acuerdo nuclear con las potencias en 2015.


Nadie ha podido probarlo. De todos modos, las transmisiones iraníes de contenidos y mensajes alrededor del mundo se vuelven cada vez más rehenes de las diferencias políticas entre el gobierno “moderado” de Rouhani y los funcionarios conservadores, que responden a los intereses de Khamenei y su ideología.


No se puede dejar de tener en cuenta la crisis económica que aqueja a Irán, como resultado de las sanciones de Estados Unidos, la caída del precio del petróleo y la pandemia de coronavirus, entre otras causas.


La reducción de presupuestos parecer ser sólo una de las medidas que deberán enfrentar estos medios, y habrá que ver hasta qué punto perjudicarán al proyecto iraní de comunicación internacional.

©2019 by Foco en Medio Oriente. Proudly created with Wix.com